Excite

Una pareja muere con horas de diferencia

  • © Getty Images

¿Se puede morir de pena? Pues parece que aunque no es una causa de muerte clínicamente válida, son cada vez más las hipótesis que relacionan el dolor emocional con algunas patologías. Quizás no haya sido la tristeza, pero sin duda ha sido el amor lo que ha llevado a una pareja, que llevaba 70 años de vida en común, a morir con solo 15 horas de diferencia.

Helen, con 92, falleció el pasado sábado, segura de que su marido la acompañaría poco tiempo después. Y así fue: Kenneth, murió a la mañana siguiente. Desde 1944, Helen y Kenneth estaban juntos. En ese año se fugaron a Newport (Kentucky) a dos días de que ella cumpliera 21 años. Allí comenzó el feliz matrimonio que tuvo como fruto 8 hijos, 23 nietos y 43 bisnietos, que han sido testigos de cómo ni siquiera la muerte ha podido separar a la anciana pareja.

La familia lo tenía claro. “Sabíamos que cuando uno se fuera, el otro lo iba a seguir”. Y es que Helen y Kenneth, después de muchos años juntos, seguían desayunando cogidos de la mano y no podían soportar estar separado. Cuenta una de las hijas, que una vez prefirieron dormir en una cama individual a bordo de un barco que dormir separados una noche.

FOTOGALERÍA: Amistad: frases, imágenes y fotos gratis para ganarse el amor y cariño de mujeres y hombres

Helen cuidó hasta su muerte a su marido, al que dos años atrás le amputaron la pierna. A pesar de su debilidad, estaba siempre junto a Kenneth. Por eso, cuando la mañana del 12 de abril falleció su esposa, el enamorado anciano dijo a sus hijos que “no quería que se fuera sola" y que “ya estaba listo” para partir.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017