Excite

Una ex pareja se reúne tras 71 años separados

  • @libreexpresiony - Twitter

Que el amor tiene fecha de caducidad ya nos lo vienen avisando escritores como Beigbeder, sexólogos como Klusmann o antropólogas como Fisher. Eso sí, cada uno, dependiendo de su área de estudio, nos ofrece explicaciones al gusto para justificar sus tesis. Mientras unos te dicen que el amor se acaba por un pura cuestión de monotonía, otros aseguran que todo se debe a un batiburrillo de hormonas que dejan de actuar con la misma intensidad. Como todo en la vida, seguramente haya un poquito de verdad en cada teoría.

En lo que sí se ponen de acuerdo escritores, científicos y académicos es en que el amor no es eterno y que su duración no supera los tres años. Aunque puede que Norwood Thomas y Joyce Morris no opinen lo mismo. Esta señora y este paracaidista veterano de la Segunda Guerra Mundial suman 181 años juntos (93 años él y 88 ella) y después de siete décadas siguen amándose como el primer día. Eso sí, desde que terminó la segunda de las grandes guerras no se han visto ni un pelo, y así cualquiera se quiere hasta que la muerte los separe.

Pero que no nos pueda el odio a San Valentín y dejemos que esta dulce historia hollywoodense nos enternezca el corazón. Parece sacado de un guión de película: un paracaidista estadounidense de 21 años que se prepara para saltar durante el Desembarco de Normandía conoce en Londres a una buena moza de 17 años, se aman intensamente y se despiden al acabar la guerra. Si el Día D fue en junio de 1944 y la guerra terminó en septiembre de 1945, la aritmética nos dice que estuvieron juntos apenas un año (batalla arriba, batalla abajo).

FOTOS: 8 motivos para odiar San Valentín

Quitando algunas cartas esporádicas en las que Thoman la invitó a viajar a la tierra de las oportunidades para casarse, no volvieron a contactar. Hasta que ahora, 71 años después, se abrazaban entre risas ante las cámaras después de que este veterano de guerra se chupara más de 20 horas de avión. Un largo viaje entre Virginia y Adelaida, al sur de Australia, en el que seguramente el viejo paracaidista rememorara para sí los dulces momentos que pasó con su novia en tierras británicas.

Los eruditos que dicen que el amor no dura más de tres años, pues que visiten a estos ancianos y juzguen si esto es amor o no. Él está viudo, ella divorciada, y están dispuestos a retomar después catorce lustros un idilio que duró apenas 15 meses. Si la ciencia no se equivoca, todavía les queda un par de años de amor en la recámara de la vida, y si no está en lo cierto, pues hasta que el cuerpo aguante. Aunque la señora Joyce, tal y como confesó a los medios presentes en el reencuentro, se conforma con un par de semanas maravillosas.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017