Excite

¿Sabes cuál es el verdadero origen de las muñecas hinchables?

En las últimas décadas lo hemos visto más como un objeto de mofa en las despedidas de soltero que como el artículo que se creó para la masturbación masculina del soltero solitario. Sin embargo, la muñeca hinchable en un tiempo pasado cumplía una importante función en sus orígenes durante la II Guerra Mundial.

    Twitter

Petición de Hitler

Por disparatado que parezca, Hitler fue quien dio origen a la muñeca hinchable. El dictador alemán pidió al doctor danes Olen Hannussen que creara el primer juguete erótico del mundo: la borghild, que significa 'muñeca de pueblo' en el idioma del doctor.

El führer pidió la creación de la muñeca hinchable con dos propósitos: primero, para evitar que sus soldados contrajeran enfermedades venéreas, y segundo, para que pudieran liberar las tensiones sexuales que acumulaban los soldados durante la II Guerra Mundial estando alejados de sus parejas.

Adolf Hitler hizo este pedido en 1940. Concretó que la muñeca debía tener un aspecto indudablemente ario y representar los valores de belleza alemanes. Debía ser esbelta, blanca, de cabello rubio y con ojos azules. No quería que ninguno de sus soldados se confundiera fantaseando con otras razas.

Siendo más concretos, Hitler mandó que la muñeca tuviera una altura de 1,76 metros, labios y pechos gigantes, piernas, brazos y cabeza articulada y un ombligo bien diseñado. Y así surgió la primera muñeca hinchable del mundo. Muchos pensarían que se inventó para que los hombres pudieran ocultarla desinflándola fácilmente en caso de tener visita, pero no, era para que los soldados pudieran cargarla en su mochila junto con el resto de armas y objetos fundamentales para sobrevivir.

Además, con la creación de la muñeca hinchable, Hitler aumentaba las posibilidades de hacer que se preservara la 'pureza' de la raza alemana. Como ya mencionábamos, también se fabricó para evitar enfermedades venéreas, puesto que el führer estaba alarmado de los informes que llegaban sobre bajas provocadas por enfermedades como sífilis y gonorrea.

FOTOS: 10 cosas que conoces pero no sabes cómo se llaman

El equipo que llevaba a cabo el proyecto Borghild estaba formado por un escultor, un especialista en materiales sintéticos, un peluquero y un mecánico. Juntos tenían que crear una muñeca que tuviera una textura similar a la piel y los órganos sexuales femeninos con aspecto realista.

Para desempeñar este papel invitaron a celebridades y deportistas femeninas para que sirvieran de modelo. Las atletas Wilhelmina von Bremen y Annette Walter prestaron sus cuerpos para que las muñecas hinchables tuvieran su aspecto.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017