Excite

Regalos ofensivos en algunos países

“A caballo regalado no le mires el dentado”. Así reza el refrán que significa que cuando alguien te regala algo es mejor aceptarlo y no ser muy exigente porque, después de todo, es un regalo. Sin embargo, las diferencias culturales pueden jugarnos una mala pasada y lo que pensamos que en nuestro país puede gustar, en otros puede resultar una ofensa. Recopilamos algunos "regalos ofensivos" que es mejor evitar si viajamos a países como China, Japón, India y Rusia.

    © Getty Images

China

Si vamos al gigante asiático y tenemos que hacer un regalo a uno de sus habitantes, es muy importante tener en cuenta ciertas supersticiones que tienen con los números. Si por ejemplo, elegimos regalarle flores, es fundamental que no sean cuatro unidades. El 4 para ellos es el símbolo de la muerte. Así que mejor le compraremos el doble, 8, que es símbolo de la buena suerte.

    © Getty Images

Japón

En Japón sucede lo mismo que en China. No les gusta el 4 por el mismo motivo, pero tampoco el 9, porque significa sufrimiento. Ahora bien, las flores tampoco serían una buena elección, sobre todo aquellas que se utilizan en ritos funerarios, como por ejemplo, los crisantemos blancos y los amarillos. Tampoco es del agrado de los japoneses recibir, por ejemplo, un juego de cuchillos, ya que lo relacionan con las separaciones y ruptura amorosas.

Por otro lado, los japoneses son muy celosos de su intimidad, así que es mejor no regalarles una prenda de ropa interior. Y los regalos artesanales, hechos por uno mismo, también habría que evitarlos, a no ser que el regalador sea un artista de reconocido prestigio.

    © Getty Images

Rusia

En Rusia es muy común regalar flores, pero es importante que sean siempre un número impar (1, 3, 5 o 7), ya que los números pares se regalan solo en un funeral.

Entre los objetos que es mejor no regalar a un ruso están todos los productos típicos de su país. Por tanto, una botella de vodka, un samovar o una matrioska no serían buenas elecciones. Pero tampoco una prenda de lencería. Lo mejor, flores y cajas de bombones a las mujeres y dulces a los niños.

    © Getty Images

India

En la India dependiendo de la religión, hay regalos que pueden suponer un problema. Por ejemplo, el alcohol. Tampoco se deben regalar animales, ni peluches que los representen, como los perros, ya que los indios musulmanes no los tienen en buena consideración. Asimismo hay que tener en cuenta que los indios no comen productos de vacuno o ternera ni utilizan productos hechos con este tipo de materia prima.

En todas estas culturas, no existen la costumbre occidental de abrir el regalo en el mismo momento que se recibe. En este sentido, no nos extrañemos si nos agradecen el regalo y no lo abren en nuestra presencia. Después de todo, en caso de no acertar con la elección, es preferible que así sea.

Publicado por María Rey - Perfil en Google+ - Leer más artículos de María Rey

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017