Excite

¿Qué tipos de besos hay y cuáles nos gustan más?

Nadie tiene el secreto para un buen beso, y además depende mucho de cosas tan básicas como la química y la atracción que haya en la pareja. Los besos son cada uno distinto dependiendo de la persona, el momento y el lugar, pero todos pueden tener encanto, mucho de hecho.

Una vez pasada la complicada etapa de la preadolescencia, donde el hecho de besar puede ser el centro del universo, es precisamente cuando somos más mayorcitos cuando a un beso le pedimos un "algo más". Que nos de emoción, que nos excite, que nos cautive....pero siempre aportando algo, no besar por besar (aunque a veces también ocurra).

EL BESO LARGAMENTE ESPERADO. Las masiposillas en el estómago previas a un beso con una persona a la que aún no hemos besado son un sentimiento único que además rara vez se repite con esa intensidad a largo de la relación posterior, si la hubiera. Y es que la combinación de nervios, tensión y pasión previas a ese primer beso es única.

Se puede hacer todo por provocar ese primer beso. Menear las llaves en un portal esperando que el otro se lance... interminables conversaciones en un coche esperando que por fin se arme de valor y nos bese... y lo peor que puede ocurrir es que al final no ocurra nada, entonces la sensación con la que te vas a casa es horrible (y nos ha pasado a todos).

Pero si hay suerte y ocurre, ojo al primer beso. Ese beso puede catapultar la relación o directamente sumirla en el olvido, así que no hay que menospreciar la importancia de ese momento.

Estos besos suelen ser tímidos, discontinuos, buscando en todo el momento ser correspondido por la persona que se tiene enfrente, sobre todo aquel que haya dado el paso de lanzarse.

EL BESO ROBADO. Seguramente uno de los tipos de beso más sexys. Siempre se ha oído eso de: "No pidas un beso, róbalo". Pues bien, salvo alguna ocasión en la que uno se pueda llevar un manotazo, robar un beso es simpático, sorprendente y seguro que levanta al menos una sonrisa en la otra persona, y quién sabe, quizás un segundo beso.

Estos besos son intensos y fugaces, pero no por ello menos importantes. Un simple roce de labios puede despertar en nuestro interior una química tal que hasta nos haga fallar las rodillas.

EL BESO ROMÁNTICO. El clásico, el de película. Ese beso delicado, lento y a ojos cerrados. Si a eso le sumamos las manos de él en el cuello de la chica, y los brazos de ella rodeándole a él ,ya se tiene la estampa de película perfecta.

Los besos son geniales y una forma estupendísima de pasar el rato con alguien que nos gusta, pero una cosa es cierta, si además los besos se dan con amor, entonces es el no va más.

EL BESO PASIONAL. Los besos pasionales, feroces y atrevidos son los que ponen en ebullición nuestra sangre y alborotan hasta el más mínimo milímetro de nuestra piel. Son besos agresivos, intensos, a boca abierta, donde la lengua del uno busca desesperadamente la del otro. Esos besos que nos guste o no, sacan nuestros instintos mas primarios. Si se puede consumar la pasión y la tensión generadas, a por todas, si no, más vale bajar la intensidad de los besos o podremos irnos a casa con dolor de algo más que de cabeza.

Los besos pasionales son increíbles si además se acompañan de sorpresa. ¿Sabéis eso de ir paseando tranquilamente y que de repente tu pareja te paré y te coma la boca en plena calle? Pues eso. Un momentazo. sin más. Esas cosas vuelven loco a cualquiera, hombres y mujeres.

VIDEO: Los Obama se besan en una kiss cam en un partido de baloncesto

Los besos son divertidos, entretenidos... Innova, atrévete, besa y besa sin parar. Se puede elegir cuál de estos besos nos gusta más, pero lo mejor es probar, y crear así uno sus teorías propias.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017