Excite

Los restaurantes más románticos de Valencia

El restaurante Joaquín Schmidt es también el hogar de Joaquín Schmidt. O al menos ésa es la impresión que el cliente siente al llegar a la dirección y encontrar la puerta cerrada. Hay que llamar al timbre y entonces el propio Schmidt abre la puerta y nos hace entrar en un espacio acogedor, familiar, con una suave iluminación que casa con la música que suena desde algún rincón del lugar.

Es pues un restaurante ideal para una cena romántica en la que mezclar los momentos de intimidad con la explosión de sabores que surge de los fogones de Schmidt, que se jacta de cocinar con el cariño que merecen los amigos. De hecho, no dispone de carta porque su singularidad depende de la inspiración y encaja mejor en una breve selección de menús.

El restaurante Sangonereta es otra buena idea para disfrutar de San Valentín en el centro de la ciudad, muy cerca del río Turia. Se trata de otro local discreto, relajado, con un comedor principal y salones privados por si deseamos una mayor intimidad. Disponen de menús de noche y de una carta variada en la que destacan los entrantes ligeros y los arroces.

La cocina italiana es romántica por definición. En la Lambrusquería, que retoma la tradición de las viejas trattorias cuentan con tres locales muy próximos entre sí donde disfrutar de las ensaladas, una amplia oferta de quesos y otros platos mediterráneos a un precio muy razonable.

Más cara aunque también más afrodisíaca resulta una cena en la Taberna Alkázar, restaurante-marisquería que desde 1950 supone una elegante apuesta para compartir una noche en pareja.

Imagen: Luciana.Luciana en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017