Excite

Ligar en invierno: el frío y las largas noches como arma de seducción

Muy al contrario de lo que la gente piensa, al llegar el frio las personas están más receptivas y más abiertas a conocer gente y ampliar su grupo social. La llegada de las bajas temperaturas tiene mucho que ver en esto, ya que se produce un cambio en el ciclo vital de cada uno debido a que las noches son más largas y al frio. Por ese mismo motivo, ligar en invierno resultará más fácil de lo que crees.

Pasos más importantes que nunca deben faltar

Cambiar hábitos y trabajar en cosas que te harán sentir mejor pueden ser la solución a la falta de confianza en uno mismo y permitirse ligar en invierno. Esa época del año es idónea para hacer deporte, conseguir un trabajo, aprender cosas nuevas, expresarse de manera creativa y ampliar tu entorno social son conductas ideales para alcanzar esta primera meta. Puedes aprovechar el mal tiempo típico en invierno para apuntarte a un gimnasio por ejemplo; con ello estarás cubriendo tres hábitos importantes; el deporte, ampliar el grupo social y conocer gente con la que ligar.

Para ligar en invierno y en cualquier otra época del año es importante la seguridad en uno mismo. Es un proceso que debe empezar por un trabajo cognitivo en el que percibir cuanto te valoras, cuanto te quieres y sobre todo, cuanto te gustas. No conseguirás ligar ni en invierno ni en otra época del año si no eres capaz de hacerte valer. Si no lo consigues, algo está fallando.

Tener sentido del humor

Si notas que te gustas a ti mismo, también percibirás que estás más sonriente, positivo y de buen humor. La gente confía y se abre más ante personas con este estado de ánimo. Esto es vital para ligar y poder encontrar desde un rollo de una noche hasta el amor de tu vida.

En la salud y la enfermedad

En esta época del año la gente se pone enferma con mayor facilidad. Si la persona que te gusta está en su casa con fiebre, gripe o un resfriado; haces muy bien en hacerte notar dándole ánimos por whatsapp, internet o incluso yendo a su casa a sacarle una sonrisa y llevarle un detalle. Es importante que no estés mucho tiempo, para que la persona no sienta que te tiene en la palma de su mano.

Estar receptivo, saber callar y escuchar

Cuidado con ser pedante, es importante gustarse, pero no hasta el punto de ser insoportable. No hables solo de ti, ni en exceso. Pregunta y aprende a escuchar. Ser empático te hará coger muchos puntos para ganar la confianza de la otra persona. Elige entornos cálidos e íntimos para charlar poniendo el frío como excusa para llegar a tener una aproximación y un mejor entendimiento.

Manejar los tiempos

Para ligar en invierno es importante mantener un poco la distancia y no agobiar a la otra persona, sobre todo al principio y de manera intermitente. En estos casos el dicho de "una de cal y una de arena" funciona incrementando el deseo en la otra persona. Esto no solo debes usarlo para las distancias, también para cuando te busque. No debes estar siempre disponible puesto que eso te hará menos deseable. Si no te gusta mentir o tu deseo por ver a la otra persona es muy fuerte, búscate ocupaciones para poder decirle que no de vez en cuando sin sentirte mal.

Aprovéchate del invierno

A todo lo anterior, súmale que vas a ligar en invierno. Hace frio y las noches son más largas, eso es perfecto. La gente necesita más calor humano; prueba de ello, es que hay más parejas que se separan en verano que en esta época del año. Las largas noches son otro punto a favor, ya que la gente hace más planes "románticos" y se desinhibe más cuando cae el sol. Proponle ir a sitios sugerentes como teterías o restaurantes exóticos. El ambiente cálido y una actitud positiva pueden destapar la pasión. No fuerces situaciones, deja que todo fluya y disfruta.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017