Excite

Hacer el amor embarazada no es malo, sino bueno. ¿Qué posturas hacer?

Hacer el amor estando embarazada es una cuestión siempre envuelta en falsas creencias que no tienen nada que ver con la realidad. Las barreras emocionales también nos hacen pensar de manera errónea. El miedo a dañar al bebé o a la madre también influye en el comportamiento del padre. Si tu embarazo transcurre de manera normal no tienes de qué preocuparte.

Una práctica muy recomendada

Hacer el amor embarazada no es aconsejable si has tenido hemorragia vaginal o pérdidas de sangre al comienzo del embarazo. Si esto se produce más adelante se debe consultar al médico. Este puede estimar que se demore esta práctica hasta en 14 semanas por este motivo. Si no has padecido este problema, no hay razón física por la que preocuparte para realizar el acto sexual.

Sensaciones

Sobre las sensaciones, durante los primeros meses puedes sentir cansancio, nauseas, estrés generalizado, ansiedad e hipersensibilidad en los senos. Todo esto puede contribuir a que descienda tu deseo sexual pero es normal. Sin embargo, con la progresión del embarazo, sobre todo en el segundo trimestre, puede que aumenten tus ganas de hacer el amor.

Falsas creencias

Debes saber que el pene no daña al bebé en ningún caso ya que el cuello del útero está sellado por una fuerte membrana mucosa que lo protege contra infecciones. Además, tu compañero no te provocará daño alguno por hacer el amor durante este tiempo. Mitigar estas barreras psicológicas es importante para promocionar las buenas relaciones en pareja.

La barriga, mayor obstáculo en el sexo

El acto sexual se vuelve incomodo por el crecimiento de la barriga en los últimos meses. Muchas posturas dejan de resultar cómodas. Puedes experimentar posiciones en las que te sientas mejor y hacer el amor de manera más suave para que resulte más placentero.

La importancia de la oxitocina

Hacer el amor genera oxitocina, una hormona que prepara el cuello uterino para el parto. Tanto la oxitocina como el semen contribuyen a generar contracciones en el final de la gestación pudiendo facilitar el inicio del parto. Por este motivo es posible que tu médico te aconseje no hacer el amor durante el último trimestre si tienes antecedentes de partos prematuros.

Embarazo normal: práctica segura

Informarse bien es importante para no sentirte mal mientras haces el amor durante el embarazo. No obstante, hay gente que no son partidarias de la realización del acto sexual por otras cuestiones morales. En estos casos lo mejor es hablar con nuestro compañero sobre la situación para que todo evolucione con un perfecto entendimiento.

Por último, no olvides que siempre que te apetezca puedes hacer el amor estando embarazada si el periodo de gestación está evolucionando con normalidad. No olvides experimentar posturas más comodas según vaya avanzando la gestación.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017