Excite

Cómo hacer amigos a los 30

El objetivo de hacer amigos a los 30 años a veces no es nada fácil. Los problemas son la falta de ganas, el cúmulo de obligaciones y los lazos ya consolidados. En muchas ocasiones el cambio de residencia, de trabajo o de amistades, provoca que las virtudes sociales deban renacer para combatir la soledad.

Ocio y gustos compartidos como aliados

Si se está en una situación parecida, no hay que alarmarse, el ser humano es un animal social por naturaleza y no existe modo alguno de evitar su carácter colectivo. Sólo hay que buscar los nexos.

Existen muchas ventajas de hacer amigos a los 30. La primera es que sabemos qué queremos; la segunda lo que necesitamos y la tercera lo que deshechamos. Esto ayuda a cercar la búsqueda y asegurarse de no caer en errores que durante la adolescencia pesaban como reflejo de la inexperiencia.

Lo mejor es conocerse a uno mismo y saber si se prefiere ahondar en grupos deportivos, literarios, cinematográficos o simplemente un bar donde suelen poner el partido de turno. Estas pautas son las que se han de seguir: saber nuestros gustos, encontrar alguna comunidad que se reunan para realizar estas actividades e ir con frecuencia.

A esta edad las relaciones no buscan ser un mero pasatiempo, sino verdaderos pilares en los que las dificultades de ser adulto encuentren cierta confidencia y comprensión. Por eso, quién crea que los amigos únicamente se hallan en la infancia, desconoce de la satisfacción de elegir más acertadamente aquellas personas que van a ser un punto a favor en nuestro círculo de amistades.

Hay gente como tú

Nunca se está solo. Por esta razón, hacer amigos a los 30 no es ni una tarea imposible ni menos enriquecedora. Muy al contrario, se podría decir que las busquedas unen y que encontrar a un alma gemela únicamente requiere de tiempo y ganas por descubrir cuánto puede aportar una nueva relación.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017