Excite

Un hombre y una mujer mantienen relaciones sexuales en la oficina con las ventanas abiertas

  • @entwise - Twitter

Salta el escándalo en las noticias de cotilleos en Nueva Zelanda. Y es que no es para menos. Un hombre casado y una chica prometida fueron grabados teniendo relaciones sexuales durante casi una hora en una oficina de su trabajo. Al dejar las ventanas abiertas, distintas personas grabaron la erótica y apasionada escena.

Al quedar grabados en vídeo se han producido varias consecuencias de interés. La primera es el efecto que tienen estas filmaciones sobre la vida en pareja de los dos protagonistas. Los vídeos y fotos se han vuelto virales en internet a través de Facebook y Twitter, por lo que si no han roto con sus parejas, deben estar cerca de hacerlo o pasando un momento crítico.

El segundo efecto es que la empresa podría sancionar duramente a estos dos empleados o incluso despedirlos por este acto deliberado en las instalaciones del trabajo. La tercera consecuencia es que se debate sobre si las personas que grabaron estas imágenes estaban vulnerando la privacidad de la pareja. De ser así podrían incluso ser indemnizadas y no sería correcto del todo recibir el despido por parte de la empresa. Otra cosa es la decisión que tomen sus actuales parejas, que están en derecho de vivir con personas más honradas.

Según informa The New Zealand Herald, el hombre es un responsable local de la firma y está casado mientras que la mujer es recién contratada y está o estaba prometida, al menos hasta este incidente.

Al dejar las persianas recogidas y las luces encendidas, toda la escena se mostró sin censura a todo el que por allí pasaba. Pero es que además, era viernes y había un pub en la acera de enfrente que estaba abarrotado aquella noche. En cuanto los consumidores del establecimiento se percataron de la escena pornográfica que tenían en frente, no tardaron en sacar móviles y tomar fotografías y vídeos para el recuerdo.

FOTOGALERÍA: el policía sexy que se convirtió en viral

El encuentro pasional que duró cerca de una hora, se produjo en la localidad de Christchurch, en Nueva Zelanda. Concretamente en las oficinas de la empresa aseguradora Marsh Ltd. El acto sexual fue compartido en las redes sociales convirtiéndose en viral.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017