Excite

Cuanto más sexo, menos felicidad tenemos en la relación según un estudio

  • @AngeliqueEtoile - Twitter

El psicólogo Sigmund Freud defendía que somos más felices durante la persecución de un objetivo, que una vez que lo hemos alcanzado. Según esta teoría, cuanto más nos cueste llegar a hacer el amor, mayor será el deseo y la satisfacción al lograrlo. Esto es lo que viene a defender un estudio que concluye que cuanto más sexo tenemos en la pareja menos felices somos.

De acuerdo con la revista Live Science, la investigación ha sido realizada por la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburgh, en Estados Unidos. En ella, además de mostrar que no somos más felices en pareja si tenemos más sexo, también se defiende que las relaciones sexuales y la felicidad han sido relacionados de forma equivocada a lo largo de la historia.

El estudio contó con la participación de 128 personas que se situaban entre los 35 y los 65 años de edad. Todas ellas estaban bien de salud y se encontraban en una relación estable. Se formaron dos grupos de 64 personas cada uno para exponerlos a condiciones distintas y concluir si había diferencias.

El primero de los grupos funcionó como grupo control y por tanto no se le dio ninguna indicación para modificar su comportamiento. Por su parte, el segundo grupo, funcionaría como grupo experimental. En este grupo se incluyó la variable incremento de sexo, que más tarde compararían con el nivel de felicidad y con las calificaciones del primer grupo.

Para incrementar el sexo en este segundo grupo se les ordenó que duplicaran la frecuencia con la que hacían el amor con su pareja. Estas directrices debían seguirse durante tres meses en los que los sujetos, tanto del primer como del segundo grupo, tenían que rellenar un cuestionario diario.

Al acabar los tres meses respondieron a una gran batería de preguntas sobre su salud y el nivel de felicidad que percibían, y tres cuestionarios finales. Los resultados mostraron que el aumento de la frecuencia de las relaciones sexuales provocó un descenso del deseo y un menor disfrute del sexo.

FOTOGALERÍA: las posturas de la pareja durmiendo hablan del tipo de relación que se tiene

El problema de esta investigación, es que al ordenar a las personas a duplicar el número de relaciones que solían practicar con su pareja, se está desnaturalizando el acto sexual. Con esto se puede llegar a ver el sexo como una obligación en lugar de un placer, por lo que es bastante normal que descendiera la felicidad de los que debían aumentar sus relaciones. Por ello, los responsables del experimento planean repetirlo, de forma que a los sujetos no les parezca que reciben la orden de incrementar el número de veces que hacen el amor.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017