Excite

Consejos para tener una relación sana en pareja y mejorar la convivencia

Las películas de Walt Disney, las historias de amor de Hollywood y los consejos de revistas sobre cómo tener una relación ideal, han hecho mucho daño a las parejas de todo el mundo. Si quieres saber cómo tener una relación sana y mejorar la convivencia, es mejor que sigas estos consejos del psicólogo Joan Garriga, profesional que lleva más de diez años tratando a parejas y buscando lo mejor para los dos.

    @EdeEquilibrio - Twitter

Pasos para tener una relación sana

Para tener una relación sana con nuestra pareja y mejorar la convivencia debemos desarraigar ciertos ideales y conductas que muchas parejas hacen y dicen como si fuera lo más normal del mundo. Sobre todo porque el ideal de pareja busca agradar en todo momento a la otra persona por encima de la sinceridad, y eso hace mucho daño.

Para empezar, debemos cambiar el "sin ti no podría vivir" por el "sin ti también me iría bien". Garriga explica que ya somos dos adultos que nos sostenemos sobre nuestros propios pies, no dos niños que buscan una madre o un padre. Agradecemos estar juntos pero no debemos promocionar la dependencia porque podemos llegar a no saber ni atarnos los cordones sin el otro.

En lugar de "te quiero por ti mismo" es más bien "te quiero a pesar de ti mismo". Debemos aceptar a las personas con sus defectos, si no somos capaces de hacerlo es mejor dejar la relación porque siempre va a haber algo que nos moleste. A través del amor compartido se pueden ir limando asperezas y conseguir cambios que no pueden venir de las discusiones.

También debemos dejar a un lado esos ideales de darlo todo por la otra persona aunque nuestra pareja no nos aporte nada. No hablamos de materialismo, se trata de simples detalles. Según el psicólogo, la pareja debe ser una relación de igualdad en la que se debe buscar un intercambio de equilibrio y justicia. Además, dar mucho puede generar un sentimiento de deuda y empequeñecimiento en la otra persona. Siempre es mejor dar lo que te puede ser devuelto porque solo así crecerá la felicidad.

No debemos esperar que la otra persona lo dé todo por nosotros. Si somos de ese perfil vamos muy mal. Para Garriga, las personas que buscan esto en la relación son como niños que no van a apreciar lo que se les da, y lo que es peor, se encuentran ancladas en un punto de su vida insatisfactorio que solo se alimenta de demandar cosas que nunca llegan a satisfacerlos.

Cuando comenzamos una relación esperamos que esta sea intensa y muy emocional, pero realmente con el tiempo lo ideal y práctico es que sea fácil. Las relaciones más intensas y emocionales son las que más turbulencias tienen y más desgastan a las personas. Lo importante es que la relación vaya fluida y no haya grandes disputas porque solo un ambiente tranquilo ayudará a que los dos os desarrolléis mejor como persona y podáis tener una vida mejor.

En las parejas, cuando están afianzadas, surgen lo que podemos denominar las luchas de poder. En lugar de pelear por ver quién manda más, si buscamos una relación sana, debemos bajarnos del burro y cooperar entre los dos para buscar un entendimiento. Ninguno de los dos está por encima del otro, ni por delante ni por detrás.

Cabe destacar que se debe cambiar también el pensamiento de "que sea para siempre" por el de "que dure lo que tenga que durar". Garriga explica que entrar en el amor de pareja es convertirse en candidato al dolor de un posible final. Estadísticamente, las personas tienen entre tres y cuatro parejas de larga duración en sus vidas, con todo el estrés y la carga y cambio emocional que conllevan. Es importante entender que cualquier relación que comencemos puede acabar antes de lo que pensamos, y que esto sirva para disfrutarla mientras dure.

El orden de los factores altera al producto. No se deben anteponer ni la familia de cada uno, ni poner los hijos unos encima de otros. La pareja actual debe tener más importancia que las anteriores y también que las familias de origen. Tampoco se debe dar más importancia a los hijos que se tienen en común que a los anteriores.

FOTOGALERÍA: Dime cómo duermes y te diré cómo es tu relación

Por último, es muy importante que aprendamos a reconocer cada día a nuestra pareja y aceptemos su evolución si queremos mantener una relación sana. No debemos llevar una relación con la imagen interior que nos hemos hecho de nuestra pareja, sino actualizarla día a día.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017