Excite

Cómo rechazar una invitación para ir a una boda

Cuándo queremos rechazar una invitación para ir a una boda debemos analizar la situación. Solo de esta manera sabremos cómo proceder y qué tenemos que decirles a los novios para quedar bien.

    @AgentPotter47 - Twitter

¿Queremos ir a la boda?

Si las personas que nos han invitado a la celebración de su enlace son amigos importantes y no podemos asistir a la boda una llamada les hará entender perfectamente el motivo de nuestra ausencia. La sinceridad y el pesar de no poder acudir a la cita serán más que suficientes para hacernos entender.

En el caso de querer ir pero preferir no hacerlo por problemas económicos a la hora de aportar el dinero suficiente para pagar el cubierto la mejor solución es también hablar con los novios sin presionarlos. Si esperan recaudar el dinero invertido seguramente aceptarán nuestra justificación, y en caso de poner por encima la amistad nos 'obligarán' a asistir independientemente del dinero que podamos dar creando un vínculo más cercano.

Si no queremos acudir al matrimonio que se nos ha invitado porque vivimos muy lejos del lugar de la celebración y no nos conviene hacer un desembolso excesivo ni pedir días libres en el trabajo, podemos poner excusas como el mismo trabajo o la imposibilidad de viajar tan lejos para notificar cordialmente a los novios nuestra ausencia.

VÍDEO: celebra su boda en un hospital para poder bailar con su padre

Por último, cuando no queramos asistir porque no tenemos un apego suficiente a la pareja, no conocemos a los invitados o por cualquier otro motivo relacionado con estos bastará con responder cordialmente con una carta deseándoles lo mejor, agradecerles la invitación y explicarles que nos es imposible asistir. En muchos casos les estaremos haciendo un favor a los novios porque nos estarán invitando por compromiso al no ser tan allegados.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017