Excite

Cenas de empresa de Navidad: ¿son encuentros para ligar?

  • © Getty Images

Las navidades son el momento propicio para pasarlo bien y disfrutar con la familia y amigos. Sin embargo, depende de cómo uno se lo plantee, los encuentros navideños se pueden convertir en un quebradero de cabeza que dure más allá de la Navidad, de la Nochevieja e incluso de Reyes. Y en este sentido, tienen especial peligro las cenas de empresas, que son la excusa perfecta para tener acercamientos con compañeros y jefes. ¿Ligar o no ligar? Esa es la cuestión.

El coqueteo es algo normal y saludable, pero unido al alcohol, puede hacer estragos. Una copa puede ayudar a relajarnos y a entablar conversaciones con los compañeros, pero unas cuantas de más podría intensificar en demasía los sentimientos por la noche y, al día siguiente, sin más, todo vuelve a la normalidad.

Para que la cena de empresa no sea un motivo de arrepentimiento, lo ideal es llegar a un equilibrio. Ni quedarse en una esquina solo o sola mirando el móvil, ni acercarse peligrosamente al primer compañero o compañera que se te presenta. Ni beber agua ni beberse hasta la última gota de alcohol. Y es que ya se sabe: noches de desenfreno, mañanas de ibuprofeno. La cabeza también duele por darle muchas vueltas, no solo por las copas.

Puede ocurrir, sin embargo, que aun sin estar bajo los efectos del alcohol, se esté profundamente enamorado de alguien del trabajo. En ese caso, habría que intentar el acercamiento, ser agradable, coquetear, ligar y un largo etcétera. Pero por favor, no en la cena de empresa. Hay más días por delante.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017