Excite

Causas frecuentes de divorcio en España

España es uno de los países que registra mayores tasas de divorcio. A lo largo de los años los motivos por las que las parejas deciden poner punto y final a una relación han cambiado. Sin embargo, las causas más frecuentes y las que se repiten desde hace décadas son la infidelidad, la diferencia de edad, la ausencia de madurez, la falta de respecto y comunicación y los comportamientos intolerables de la pareja.

    © Getty Images

La infidelidad es la principal causa de divorcio, ya que muchas parejas no pueden superar el engaño por parte de su amado. Con la infidelidad también está relacionada la falta de comunicación, fundamental para una relación, ya que cuando un matrimonio no tiene un buen entendimiento no es difícil que cada uno de los miembros busquen en otra persona lo que su pareja no le da.

    © Getty Images

Claro que el estilo de vida actual ha cambiado la forma en que se puede ser infiel a una pareja. En este sentido, la aparición de los smartphones y con ellos, las aplicaciones de Whatsapp o Facebook han jugado y juegan malas pasadas en muchos matrimonios. Es más, hay estudios que concluyen que las personas que no tienen Facebook son un 11% más feliz en su matrimonio que las que dependen de esta red social.

Otra de las causas comunes es la inmadurez. Cuando dos personas contraen matrimonio a una edad muy temprana, puede darse que ninguno de los dos estén preparados para afrontar las dificultades que supone una vida en común. Algo parecido ocurre con parejas en las que existe una gran diferencia de edad, con parejas que no son compatibles antes de contraer matrimonio o con parejas que se han creado una serie de expectativas sobre el otro y si no se producen, se sienten frustrados.

    © Getty Images

VÍDEO: De la boda al divorcio dance

La violencia doméstica es otra de las causas frecuentes de divorcio en España. Sin embargo, todavía existen muchas mujeres que sufren en silencio el comportamiento de sus parejas y que no se atreven a dar el paso. Afortunadamente, esta situación está cambiando. Por otro lado, el abandono también es un motivo habitual de separación matrimonial, así como los problemas de drogadicción o alcoholismo en alguno de los esposos. Otras causas no menos importantes son los problemas económicos, la falta de higiene o las relaciones con los hijos de parejas anteriores.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017